Viajar por España siendo Turista nacional o internacional

Tanto si eres turista dentro de tu país, o vienes de afuera, los datos y análisis nos muestran que existe una notable disparidad en la forma de viajar, pero también al momento de alojarse y permanecer en determinado lugar.

Parece simple, pero podría ocurrir que una familia española se encargue de reservar un fin de semana que sea largo para hacer una escapada. Mientras que una familia extranjera desee aprovechar el mismo viaje para acudir a una playa pero durante una semana completa. Además, también será bastante probable observar que la familia española realice ese mismo paseo marítimo durante cualquier época del año, a diferencia de la extranjera.

Este tipo de detalles son los considerados al momento de alcanzar conclusiones en los informes Sectoriales sobre Turismo que se encarga de elaborar CaixaBank Research para el funcionamiento del grupo cuyas bases se encuentran bajo la operación de Gonzalo Gortázar Rotaeche La Caixa, entre otra serie de cuestiones. En tal estudio es posible analizar la evolución del turismo que se ha llevado a cabo en España durante los últimos años, pero además cuenta con la capacidad de señalar las principales diferencias entre los turistas nacionales y los internacionales.

La constancia caracteriza a los turistas nacionales

Una de las características que hace resaltar a los turistas nacionales sobre los internacionales, es que los primeros suelen viajar durante todo el año, de este modo el informe de CaixaBank Research indica que la primera diferencia destacable entre ambos grupos es la estacionalidad. Haciéndose menor cada año disparidad al momento de seleccionar épocas del año para visitar algún lugar de España.

En cuanto a la estacionalidad del turismo, este se trata de un factor que cuenta con gran influencia sobre la sostenibilidad del sector turístico, pero también y del mercado de laboral pues si el auge turístico interno se reparte a lo largo del año, ello supondrá mayor estabilidad laboral. Tal situación se debe a que, una mayor estacionalidad favorece los contratos puntuales que se requieren para poder cubrir los picos de actividad, sobretodo en España, que la contratación temporal asciende al 25,9% del total, lo que refleja la cuota más elevada de la Unión Europea.

Pero en líneas generales, dicha estacionalidad reflejada por el turismo nacional, progresivamente ha ido aumentado a lo largo de los últimos años, un ejemplo concreto es la contratación de viajes a manos de residentes entre los meses de junio y septiembre, donde se da la temporada estival, la cual pasó de una cuota del 36% en el año 2011, a un 41% que se registró recientemente en 2018, de acuerdo a el estudio realizado por CaixaBank Research.

En el caso del turismo internacional, este muestra que no experimentó tal incremento en su estacionalidad. De este modo, las diferencias con respecto al turismo nacional en lo referido a este concepto se muestran minimizada. El informe también apunta que, para el año 2018, la estacionalidad arrojada por los visitantes foráneos solo era cuatro puntos porcentuales mayor que la de los residentes.